NIÑOS Y FAMILIA

Los bebés y niños son fantásticos a cualquier edad, por eso siempre es un buen momento para hacer una sesión infantil.

Las sesiones infantiles están pensadas para bebés a partir del momento en que se empiezan a mantener sentados, normalmente a partir de 6 – 7 meses, y niños.

Tienen una duración aproximada de 1 hora. Se pueden realizar tanto en estudio como en exteriores. Cualquiera de ellas es genial y cada una tiene su magia.

Si lo prefieres, también puedes hacer una sesión en familia en la que trataremos de captar toda vuestra esencia, por lo que no penséis en una sesión “posada”, todo lo contrario, reiremos, bailaremos, leeremos un cuento y todo aquello que os apetezca. Me gusta realizarlas en exteriores o en casa, pues si hay algo realmente valioso es tener fotos que reflejen nuestra vida real, situaciones cotidianas y personales.