RECIÉN NACIDO

 

Disfruta, el tiempo pasa volando. Esa es la frase que más te repetirán y que más verdad refleja. Los cambios en los primeros días de tu bebé se producen a pasos agigantados. Sin darte cuenta pasarán los días y casi no recordaréis al recién nacido que salió de la barriga de mamá. Hacer una sesión newborn es la mejor forma de guardar esos recuerdos para toda la vida.

En esta sesión captaré todos esos detalles que hacen a tu bebé ser único y especial para que tengas un recuerdo inolvidable de por vida. Lo ideal es realizar la sesión entre el 5º y el 12º día de vida del bebé porque a medida que pasan los días los bebés duermen menos, se mueven más y su cuerpo no se encoge tan fácilmente. Por este motivo es importante que reserves tu sesión con tiempo, durante el embarazo, para tener prevista tu fecha probable de parto en la agenda y asegurarte la cita.

Es una sesión de fotos larga, le dedicamos entre 3 – 4 horas. Esto se debe a que vamos siguiendo el ritmo de bebé y la mayoría del tiempo lo utilizamos para dormirlo, darle de comer, cambiar el pañal…)

En este reportaje podréis participar los papás y hermanos si así lo deseáis. 

Además, aquellos papis que no se quieran perder ningún momento se beneficiarán de un descuento si contratan el pack embarazo + recién nacido.